CONOCEMOS Y CUIDAMOS NUESTROS BARRIOS: Taller “Ciudad y Género”.

Recientemente se ha celebrado el Taller “Género y Ciudad” organizado por el Área de Igualdad del Distrito de Puerto de la Torre, en Málaga.

El objetivo de este taller ha sido el de dar a conocer a la ciudadanía el modo en que se han desarrollado las ciudades, las razones históricas que llevaron a tomar determinadas decisiones basadas en un enfoque determinado, y la relación directa entre estas decisiones y cómo cada uno de nosotros y de nosotras experimentamos la vida en la ciudad cada día.

Se trataba de hacer ver las causas que justifican revisar desde la perspectiva de género, el enfoque que el urbanismo ha tenido respecto de la mujer y de los grupos dependientes de ellas, para corregir las dinámicas que hacen que muchas personas se sientan excluídas del derecho a usar la ciudad en igualdad.

IMG_0584

La ciudad histórica ha ido desarrollándose sin planificación durante siglos e incluso milenios. Es a partir de la Ilustración cuando se proponen modelos de crecimiento y ordenación de la ciudad, basados en principios técnicos.

Desde la extensión en ensanche de Ildefonso Cerdá a los principios de intervención higienista en la ciudad histórica llevados a cabo por el barón Haussmann en París, los distintos modelos de crecimiento de las ciudades que durante el siglo XX han propuesto arquitectos y urbanistas como Le Corbusier, sólo se han ocupado de los aspectos relacionados con las infraestructuras, las dotaciones, la salubridad, la financiación o el derecho de propiedad, y siempre desde la perspectiva de un modelo masculino.

revolucion-industrial

La ciudad industrial del siglo XIX

http://images.google.es/imgres?q=ensanche+cerda+barcelona&hl=es&tbo=d&biw=1280&bih=892&tbm=isch&tbnid=zTFM8XYkm19tuM:&imgrefurl=http://e-ducativa.catedu.es/44700165/aula/archivos/repositorio//3750/3778/html/211_barcelona_el_ensanche_de_ildefonso_cerd.html&docid=N3iI6YrgTB54bM&imgurl=http://e-ducativa.catedu.es/44700165/aula/archivos/repositorio//3750/3778/html/PlaCerda1859b.jpg&w=1677&h=1114&ei=DeECUZ74DcSU0QXYuoGQCw&zoom=1&iact=hc&vpx=4&vpy=134&dur=93&hovh=183&hovw=276&tx=163&ty=111&sig=100212436486517029879&page=1&tbnh=143&tbnw=201&start=0&ndsp=30&ved=1t:429,r:0,s:0,i:79

El ensanche Cerdá de Barcelona                                                                                                                 

http://images.google.es/imgres?q=plan+haussmann&hl=es&tbo=d&biw=1280&bih=892&tbm=isch&tbnid=GJCDQ96ccUU1CM:&imgrefurl=http://reformedfrancophobe.wordpress.com/2011/11/26/haussmanns-city-planning/&docid=KB4JdqMvioIJxM&imgurl=http://conservapedia.com/images/b/b2/Haussmann_Plano_de_Paris_1851-1870.jpg&w=300&h=152&ei=YeQCUdj0DYWX0QWFioDoBQ&zoom=1&iact=rc&dur=347&sig=100212436486517029879&page=2&tbnh=121&tbnw=240&start=32&ndsp=36&ved=1t:4

Intervención higienista en la ciudad histírica

   http://www.arcstreet.com/article-36836828.html

El Modulor, base de la escala y el diseño de la ciudad del siglo XX

La intervención en la ciudad y las propuestas de nuevos crecimientos durante el siglo XIX y XX, tuvieron por objetivo principal, proporcionar condiciones de habitabilidad a las nuevas ciudades surgidas de la aglomeración urbana propia del modelo de ciudad industrial. Era necesario dotar de viviendas, de equipamientos y de zonas verdes a la ciudadanía que de manera masiva se incorporaba a la vida en la ciudad. Pero también era necesario segregar los usos que podían generar problemas de salubridad pública como las fábricas o las áreas industriales contaminantes.

Junto a este objetivo higienista y funcional, se incorporó un modelo de ciudad basado en la división sexual de los espacios: había áreas residenciales y áreas productivas, pero también áreas domésticas y áreas públicas. De este modo se sexualizó la ciudad confinando a la mujer en el espacio doméstico y dotando al hombre del control y el dominio del espacio público y los ámbitos de decisión.

La consecuencia de estos principios en la ciudad contemporánea se manifiesta en una configuración urbana que segrega barrios residenciales a veces de baja densidad, donde apenas hay comercios, dotaciones o espacios públicos y donde la actividad productiva o administrativa suele tener muy poca presencia. Esto genera problemas de movilidad, inseguridad y falta de conexión con quienes se quedan cuidando del hogar.

Por otra parte, las mujeres desarrollan una importante función de cuidado de grupos dependientes como niños y niñas, personas mayores, personas enfermas o con algún tipo de discapacidad física o cognitiva, tanto dentro del ámbito familiar como siendo contratadas para ello. Por ello, las mujeres experimentan en muchos casos  obstáculos que la ciudad presenta para los grupos en los que no se ha pensado cuando ésta se ha diseñado.

De este modo, las mujeres surgen como catalizadoras de grupos sociales vulnerables, convirtiéndose en diagnosticadoras preferentes de los problemas de la ciudad.

Foto Dani Navas

La feminización de la tercera edad y la función de la mujer como cuidadora.

Foto Dani Navas

La función de la abuela como cuidadora y facilitadora de la incorporación de la mujer al mercado laboral

Pero también la socialización, la solidaridad vecinal y la sensibilidad hacia nuevos conflictos domésticos son aspectos que las mujeres suelen asumir como responsabilidades propias. Las madres, más sensibles a los conflictos familiares, a menudo desempeñan la difícil tarea de gestionar los enfrentamientos que nuevas situaciones como la “adolescencia extendida”, el paro o el retorno de hijos con dificultades económicas. Todo ello genera problemas cuando se reivindican espacios de independencia. En la ciudad, estos conflictos se materializan en la confrontación de los intereses de colectivos como los niños y niñas o las personas mayores, frente a los de los adolescentes en los espacios públicos.

Foto Dani Navas

La función de la mujer como socializadora en el espacio público

Existen distintos estudios que demuestran el importante papel pacificador que las mujeres desempeñan  en los combates bélicos. Esta misma actitud hace que su implicación sea mayor en las asociaciones vecinales, de madres y padres del alumnado en los colegios, etc.

Por todo ello, la perspectiva de género puede convertirse en una herramienta útil para el urbanismo y la gestión de los problemas en la ciudad, pues al aplicarla se introduce una dimensión plural que abarca la condición propia de las mujeres pero también de los grupos o personas dependientes de ellas, así como la gestión de la controversia.

Frente al modelo actual urbanístico en el que el planeamiento se ocupa de la dimensión material de la ciudad a través del diseño de infraestructuras, control de los usos y reparto de plusvalías inmobiliarias, la perspectiva de género contribuye a incorporar un aspecto fundamental que ha sido obviado: el de la vida.

El Taller “Género y Ciudad” tenía por objetivo el de la sensibilización de la ciudadanía sobre estas cuestiones, para capacitarles en la comprensión del fenómeno urbano, los inconvenientes que surgen a los distintos colectivos en su uso de la ciudad, y la necesidad de actuar colectivamente y desde una perspectiva que integre todos los grupos sociales que habitan la ciudad.

IMG_0642

Con base en este modelo de Taller, se realizó un proyecto basado en la colaboración del Área de Igualdad del distrito del Ayuntamiento, con la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía, a través de la monitora del taller y la profesora de la Sesión de Educación Permanente Puerto de la Torre.

El objetivo consistió en unificar los objetivos del taller con los objetivos docentes del programa de formación del aula de adultos, elaborando un programa común orientado al alumnado específico que participó en el proyecto, formado por un grupo de unos 35 alumnos y alumnas de entre 18 y 65 años.

La experiencia generó gran interés por parte del alumnado, que participó activamente en las sesiones teóricas y en los debates.

Dentro del programa desarrollado en el Taller, se realizó un recorrido por un itinerario del barrio en el que se fueron analizando y diagnosticando los principales problemas pero también el potencial de un barrio que encuentra en su fuerte identidad y arraigo vecinal, su mejor cualidad.

IMG_0712

Ello hizo que se propusiese por parte de la monitora del taller y de la profesora del grupo, una experiencia final como conclusión del mismo. En una primera etapa, se elaboró una cartografía  que reflejó el análisis del itinerario realizado entre todas las personas asistentes a las jornadas del taller. Tras esto, se seleccionaron dos problemáticas concretas y se decidió realizar una acción ciudadana consistente en hacer partícipe a la vecindad del barrio, del trabajo realizado en el taller y de las conclusiones y propuestas realizadas.

IMG_0647

Las dos problemáticas seleccionadas se localizaban en un parque conectado a la carretera principal y eje articulador del barrio. Por un lado se ponía el acento en una calle lateral del barrio desde la cual se accedía al parque. Esta calle, además de tener una importante pendiente y problemas de inseguridad para las personas mayores o con movilidad reducida que se desplazasen por la misma, no tenía paso de cebra en la salida del parque ni visibilidad adecuada de los coches que bajaban desde la carretera principal. Así, la propuesta que se planteó consistía en ubicar un nuevo paso de cebra con la eliminación de aparcamientos para una correcta visibilidad, y la colocación de una barandilla que permitiese agarrarse a las personas que sintieran mayor inseguridad al bajar por la calle.

Por otra parte, la necesidad de espacios dedicados al ocio de la población más joven del barrio hizo que se propusiese entre todas las personas que participaron en el taller, que se pudiese utilizar una carpa municipal que el Ayuntamiento de Málaga tiene en el parque para actividades culturales y de ocio (musicales, conciertos, jóvenes que se inician en la Banda Municipal, ect)

La acción consistió en la señalización de los recorridos que conectaban ambos puntos del parque, con pegatinas de colores fluorescentes para llamar la atención de los viandantes. Los alumnos y alumnas se dividieron en dos grupos para ubicarse en las dos zonas del parque sobre las que se hacían propuestas. Estos grupos repartieron entre las personas que pasaban unos folletos que previamente habían sido diseñados conjuntamente. En estos folletos se explicaba de un modo esquemático y simple, el problema y la propuesta que desde el  trabajo en el taller se había realizado.

 barandilla2c

Folletos para la difusión, diseñados entre tod@s

carpa3b

Como final de esta experiencia, se decidió redactar entre todas las personas que participaron, un documento formal en el que se solicitase al Ayuntamiento de Málaga, la toma en consideración de las propuestas realizadas. El objetivo era mostrar al grupo cómo trabajar colectivamente por el barrio, y cómo concretar ese trabajo en una propuesta oficial a la Administración competente.

IMG_0720

—————————————————————————————————————————————————————————————–

Susana García Bujalance es arquitecta urbanista y monitora del Taller “Género y Ciudad”

Purificación Roldán Machado es profesora del SEP Puerto la Torre.

La redacción de este artículo es puramente divulgativa. Puedes compartirlo en cualquier medio siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: